10 consejos para comprar tu primera vivienda

La compra de la primera vivienda es una experiencia tanto emocionante como estresante. La alegría de tener una casa propia puede verse a veces eclipsada por las preocupaciones que conlleva la adquisición de la deuda asociada.

Consejos importantes para comprar tu primera vivienda

Si obtienes una precalificación para la financiación hipotecaria, sabrás lo que puedes pagar y estarás en una posición más fuerte para hacer una oferta cuando encuentres la casa perfecta. Tiene estos diez consejos para quitarle el dolor al proceso:

  1. Ahorra para el depósito. Esta es una de las cosas más importantes que puede hacer para ayudarse a sí mismo a obtener un bono a un buen tipo de interés. Cuanto más dinero ponga al principio, menos deberá y más dispuesto estará un banco a arriesgarse con usted.
  2. Esté seguro de lo que puede pagar. La cantidad de crédito que el banco le concederá depende de lo que gane, de sus gastos y de los ingresos disponibles que le queden para pagar la deuda. La mayoría de los sitios web de bancos y entidades emisoras de bonos disponen de una calculadora de préstamos hipotecarios que permite calcular el importe que puedes pagar. Utilízalos y luego limita tus búsquedas a las propiedades que se encuentren en el rango de precios recomendado.
  3. Obtenga la precalificación. Si obtiene una precalificación para la financiación hipotecaria, sabrá lo que puede permitirse y estará en una posición más fuerte para hacer una oferta cuando encuentre la casa perfecta. El servicio de precalificación va un paso más allá y le ayuda a trabajar en su asequibilidad y calificación crediticia si no cumple los requisitos de los bancos.
  4. Busque asesoramiento profesional. Escuche a sus amigos y familiares, pero también busque la ayuda de un originador de bonos de confianza, que es experto en la financiación de viviendas y en la solicitud de bonos, y que le asesorará de forma gratuita e imparcial.
  5. Busque su casa. Dedique algún tiempo a informarse sobre lo que hay disponible en el mercado. No compre con prisas, sin considerar las alternativas. Cuando tenga una idea de lo que hay, podrá tomar mejores decisiones como comprador informado.
  6. Busque una fianza. No se limite a aceptar la primera oferta de fianza que reciba del primer banco al que se presente. Otro banco podría ofrecerle una oferta mejor. Según Housers opinions un originador de bonos de buena reputación solicitará a varios bancos su préstamo hipotecario simultáneamente, asegurándose de que obtenga la mejor oferta sin coste adicional para usted, con menos complicaciones y papeleo.
  7. Entienda todos los costes que conlleva por adelantado, como las tasas y los gastos de transferencia. Si no está preparado para ello, podría llevarse una desagradable sorpresa.
  8. Conozca los costes ocultos y los defectos de cualquier propiedad. Fíjese en cualquier cosa que no funcione correctamente, desde el cableado defectuoso hasta el hundimiento de las paredes. Si quiere hacer una oferta, traiga a un especialista para que inspeccione la fontanería, la electricidad y la estructura, prestando especial atención al tejado. Si descubre algo, no significa necesariamente que no vayas a comprar la propiedad, pero te pone en situación de negociar el precio.
  9. Devuelve todo lo que puedas a tu fianza cada mes. Con sólo poner unos cientos de Rand más al mes, puede ahorrarse miles de dólares en un plazo de 20 años de fianza.
  10. Conozca la diferencia entre ocupación y posesión. La casa no es suya hasta que se registra el traspaso en la oficina de escrituras. Si se gasta dinero en reformas antes de que esto ocurra, podría perder todo el dinero gastado si el traspaso no se realiza.

Deja un comentario