Usos y aplicación del cannabidiol (CBD)

A estás alturas para nadie debería ser un secreto que el cannabidiol o también conocido como CBD resulta ser un compuesto que aporta varios y asimismo distintos beneficios para la salud, es por ello que nosotros decidimos realizar este post, con la finalidad de presentarles por medio de este que es el CBD, cómo debemos utilizar y cómo se puede aplicar el mismo.

¿Qué es el CBD?

El cannabidiol o CBD resulta ser una sustancia química natural que se encuentra directamente en la planta del cannabis o en su defecto de la marihuana. Esta sustancia (CBD) no contiene tetrahidrocannabinol mejor conocido como el THC, el cual viene siendo más que todo el ingrediente psicoactivo que se encuentra en dicha planta y que produce un colocón. Es decir, que gracias al CBD nosotros podemos beneficiarnos de todos los beneficios de esta planta sin tener efectos secundarios o causarnos una adicción, siendo esta una razón bastante fuerte por la cual muchas personas en todo el mundo compran aceite de cbd hoy en día.

Formas de usar o consumir cannabidiol (CBD)

Vía oral

No cabe duda alguna que ingerir el CBD por medio del método sublingual es el método más usado, en este caso se suele aplicar unas gotas de aceite de CBD justamente debajo de la lengua manteniéndolas allí durante un minuto varias veces al día, de esta forma se consigue una absorción del producto mucho más rápida y eficaz.

Además tengan en cuenta que los tejidos que tenemos bajo la lengua se encargan también de distribuir las propiedades del CBD directamente por todo el organismo y de forma efectiva.

De este modo, gracias a los efectos relajantes del CBD, se puede entonces desconectar la mente por completo y despejarse, por lo que se consigue reducir así la tensión, y aliviar al mismo tiempo los nervios, como también conciliar el sueño, llegando e incluso a conseguir una completa sensación de relajación y asimismo de serenidad plena.

En este punto cabe mencionar, que también podemos llegar a consumir el producto por medio de bases como la miel, o las infusiones, entre otros aceites, etcétera.

Vía tópica

Hoy en día también es posible emplear el cannabidiol o CBD por medio de productos cosméticos y/o capilares. En este caso es importante aclarar que se debe aplicar en pequeñas dosis y de una forma totalmente uniforme, por ende, se aconseja frotar y masajear muy bien aquella zona en la que se quiere aplicar dicho producto (CBD).

En este caso, lo ideal es realizar masajes, justamente hasta dar con la total absorción del producto, por ello se deben hacer movimientos ligeros y circulares entre 2 o 3 veces al día cuando se trata de la piel, y claramente una sola vez al día cada dos días cuando se trata del cabello.

Tengan en cuenta que a través de este método de aplicación como tal, y gracias también a todas las propiedades del CBD, se logra mejorar de forma importante las imperfecciones de la piel, asimismo como el aspecto del cabello, el cual logrará obtener un gran aumento de vitalidad y de brillo.

Vía respiratoria

Para nadie es un secreto que inhalar las propiedades del CBD por medio de vaporizaciones también es posible. En este caso, se pueden realizar a través de instrumentos como los vaporizadores o las pipas electrónicas, como también mediante dispositivos como lo son los difusores o humidificadores, los cuales como es de saber son los que emiten vibraciones que se encargan de vaporizar el agua y asimismo todas las partículas de los aceites por toda la habitación en la que este elemento se encuentre, para que así se dispensan tanto sus aromas como sus propiedades en dicho lugar.

Generalmente se suele hacer uso de la aromaterapia para adquirir, por medio de la vía respiratoria, todas las propiedades del CBD.

Deja un comentario